Eclipses en otros planetas

Los gigantes gaseosos (Júpiter,  Saturno,  Urano,  y Neptuno)  tienen muchos satélites y por lo tanto tienen a menudo eclipses. Los más sorprendentes son los de Júpiter, que tiene cuatro satélites grandes y una inclinación del eje baja, haciendo los eclipses más frecuentes cuando los cuerpos pasan por la sombra del planeta más grande. Los tránsitos tienen una frecuencia similar. Es común ver los satélites principales haciendo sombras circulares en las nubes altas de Júpiter.

Los eclipses de los satélites galileanos acontecieron predecibles cuidadosamente desde que se conocen los elementos orbitales. Durante la década del 1670, se descubrió que estos acontecimientos ocurrían 17 minutos más tarde de lo esperado cuando Júpiter estaba al lado lejano del Sol. Ole Rømer dedujo que el retraso era provocado por el tiempo que necesitaba la luz de Júpiter a la Tierra. Esto se utilizó para hacer la primera estimación de la velocidad de la luz.

En los otros tres gigantes gaseosos, los eclipses sólo ocurren en periodos concretos de la órbita del planeta, debido a su inclinación superior entre las órbitas de los satélites y el plano orbital del planeta. El satélite Titán, por ejemplo, tiene un plano orbital inclinado unos 1,6 ° respecto al plano ecuatorial de Saturno. Pero Saturno tiene una inclinación del eje de casi 27 °. El plano orbital de Titán sólo cruza la línea de visión del Sol en dos momentos de la órbita de Saturno, y, como el período orbital de Saturno es de 29,7 años, sólo puede ocurre un eclipse cada unos 15 años.

El cronometraje de los eclipses de los satélites jovianos también fue utilizado para calcular la longitud de un observador terrestre. Sabiendo el tiempo esperado en que ocurriría un eclipse en una longitud estándar (como por ejemplo Greenwich), se podría calcular la diferencia de tiempo observando el tiempo local del eclipse. La diferencia de tiempo da la longitud del observador para que cada hora de diferencia corresponde a 15 ° alrededor del ecuador de la Tierra. Esta técnica fue utilizada, por ejemplo, por Giovanni D. Cassini en 1679 por recartografiar Francia.

Marte

En Marte, sólo son posibles eclipses solares parciales (tránsitos), ya que ninguno de los satélites es lo suficientemente grande, a sus radios orbitales respectivos, para cubrir el disco del Sol visto desde la superficie del planeta. No son posibles eclipses de los satélites por parte de Marte. En algunas ocasiones (aunque es raro) Deimos es eclipsado por Fobos.  Se han fotografiado eclipses marcianos desde la superficie de Marte y desde la órbita.

Plutón

En Plutón, con su satélite proporcionalmente grande Caronte, también ocurren muchos eclipses. Una serie de estos ocurrió entre 1985 y 1990.  Estos acontecimientos diarios ayudaron a las primeras medidas precisas de los parámetros físicos de los dos objetos

Mercurio y Venus

Los eclipses son imposibles a Mercurio, que no tienen satélites. Sin embargo, se han observado los dos planetas hacer tránsitos al Sol. Hay unos 13 de Mercurio cada siglo. Los tránsitos de Venus ocurren en parejas separadas por un intervalo de 8 años, pero cada pareja de eventos ocurre menos de una vez cada siglo.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete y recibé nuestra Guía Elegir Telescopio ¡Gratis!

Suscríbete para formar parte de nuestra comunidad de usuarios y obtiene los siguientes beneficios:

  • Guía Elegir un Telescopio GRATIS
  • Descuentos en tiendas de astronomía. Es exclusivo para nuestros suscriptores
  • Novedades del mundo astronómico
  • Promociones especiales de equipo astronómico
Cerrar

Rellena con tus datos

Rellena con tus datos verdaderos requerirá confirmación del correo. La guía te la enviaremos a la dirección de correo con la cual te suscribas.