Cómo elegir un telescopio

Elegir un telescopio no es algo sencillo de hacer pero vale la pena interiorizarse en el asunto para poder tomar la decisión correcta.
Para elegir un telescopio se debe analizar varios puntos para así tener un buen instrumento que no sea un juguete y que permita disfrutar de la astronomía.
¿Cómo elegir un telescopio?
Para elegir un telescopio se debe tener en cuenta quién será la persona que lo utilizará si será un niño o una persona con experiencia y conocimientos sobre astronomía. En el caso que sea para un pequeño no será necesario gastar demasiado dinero en él ya que se puede adquirir uno no muy caro para evaluar el trato y el uso que se le da. Se debe tener bien claro que ningún telescopio será bueno si vale menos de 80 dólares.
Para elegir un telescopio se debe pensar qué astros se quieren observar o que tipo de exploración astronómica se desea hacer. La observación astronómica puede realizarse de diversas formas, hay quienes prefieren sólo contemplar las maravillas que esconde el universo mientras que otros gustan de registrar lo que ven, estos últimos son los que se dedican a la astrofotografía, y por último se encuentran los que quieren realizar investigaciones científicas. No en vano, la astronomía es la única ciencia en la que una persona aficionada a la misma puede realizar investigaciones de gran relevancia científica.
Independientemente para qué se desee el telescopio lo que primará a la hora de comprar es el presupuesto económico. Dada la restricción presupuestaria, al elegir un telescopio se debe optar por aquel que posea mayor diámetro y a igual diámetro el que mejor montura posea.
Antes de elegir un telescopio se debe conocer que existen tres clases diferentes: refractores, reflectores y catadióptrico.
No se puede decir que existe un telescopio perfecto sino que cada uno se ajusta a diversos usos por ejemplo, si se desea obtener fotografías (es decir, practicar la astrofotografía) se debe elegir un reflector mientras que los refractores brindan una imagen más estable. Por último, el catadióptrico posee las ventajas de los anteriores modelos pero su precio es muy superior.
Otro elemento importante de los telescopios son las monturas, estas pueden ser azimutal o ecuatoriales. Las primeras tienen la ventaja de ser simples de utilizar mientras que las segundas precisan de ser calibradas pero tienen la ventaja de que permiten localizar cuerpos celestes de manera rápida y hacer astrofotografías de larga duración en caso que se les adicione un motor.

1 Respuesta

  1. Robert clark

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete y recibé nuestra Guía Elegir Telescopio ¡Gratis!

Suscríbete para formar parte de nuestra comunidad de usuarios y obtiene los siguientes beneficios:

  • Guía Elegir un Telescopio GRATIS
  • Descuentos en tiendas de astronomía. Es exclusivo para nuestros suscriptores
  • Novedades del mundo astronómico
  • Promociones especiales de equipo astronómico
Cerrar

Rellena con tus datos

Rellena con tus datos verdaderos requerirá confirmación del correo. La guía te la enviaremos a la dirección de correo con la cual te suscribas.