Nuestro planeta tiene un satélite natural y es lo que conocemos como Luna. El diámetro de la Luna es de 3.480 kilómetros y su masa es 81 veces menor a la de la Tierra. La gravedad es solo un sexto de la gravedad de la Tierra.

Luna deriva del latín y significa luminoso

Aquí tienes un artículo que habla sobre los eclipses de luna

Características de la Luna

  • La distancia entre la Luna y la Tierra es en promedio de 384.403 km y la velocidad media a la que se desplaza es de 3.700 km/h.
  • Cada ciclo lunar precisa de 29 días, 12 horas, 44 minutos y 2,8 segundos.
  • Dado que la Luna demora en dar una vuelta completa sobre su eje el mismo tiempo que demora en dar una vuelta alrededor de la Tierra siempre vemos la misma cara de la Luna.
  • La Luna solo refleja el 7% de luz que recibe. El color real de la Luna es un marrón obscuro y según palabras de Armstrong, huele a pólvora.
  • Todos los días, la Luna sale con un retraso de 50 minutos con respecto al sol.

Desde la Tierra, un observador solo puede ver el 50% de la superficie lunar pero en ocasiones es posible ver un 9% adicional en torno al borde de esta. El motivo es el balanceo relativo de la Luna que se conoce como libración. Esto es causa de las diferencias leves en el ángulo de visión de la Tierra.
 

Fases de la Luna

A medida que se traslada por su órbita alrededor de la Tierra, la Luna presenta fases cambiantes.

La mitad de la Luna siempre recibe rayos de luz del Sol.

Durante la etapa de Luna Nueva, la cara que la Luna enseña a la Tierra está completamente en sombra.
 
Una semana después, se puede ver la fase cuarto creciente, allí podemos ver un trozo de la Luna iluminada que irá aumentando su superficie iluminada a medida que transcurren los días.
 
Cuando la Luna se encuentra totalmente iluminada se le llama Luna Llena (plenilunio). Luego la superficie iluminada comenzará a disminuir, esa es la fase Luna Menguante.
 

La temperatura en la superficie lunar asciende a 127 ° C durante el día y descienden a -173° C durante la noche.

Esquema de las fases lunares

esquema fases lunares

Superficie

Desde tiempos antiguos, se creía que las zonas obscuras de la luna eran océanos y los bautizaron como mare (mar) mientras que las más luminosas se creían continentes.
 
Ya con los primeros telescopios las observaciones lunares dieron muchos detalles acerca de su superficie. Galileo Galie probó que la Luna no era lista, ver este artículo.
 
El cráter más profundo de la Luna tiene 3.960 m de profundidad y 295 km de ancho. Es el cráter Bailly.
El más más grande es Mare Imbrium (Mar de las Lluvias) que tiene 1.200 km de ancho.
Las montañas más altas tienen cimas de 6.100 m. son las cordilleras Leibniz y Doerfel.

Origen de los cráteres

La mayor parte de los cráteres se formaron debido al impacto de meteoritos y pequeños asteroides. Estas colisiones tuvieron lugar en la parte más primigenia de la historia de la Luna, cuando en el sistema solar se podían encontrar muchos fragmentos.
 
Sin embargo, hay cráteres y cimas que son de origen volcánico.
 
mapa de la luna mares

Origen de la Luna

Desde épocas pasadas, se desarrollaron tres teorías principales acerca del origen de la Luna:

  • Fisión de la Tierra
  • Formación de una órbita cercana a la Tierra
  • Formación lejos de la Tierra

Luego de los primeros análisis de las rocas lunares los científicos propusieron la teoría del impacto planetasimal. Esta teoría se convirtió en la más aceptada por la comunidad científica.

Formación por fisión de la Tierra

Esta teoría sostiene que la Luna fue expulsada de forma espontánea de la Tierra cuando ésta recién se había formado y giraba a gran velocidad sobre su eje. Esta hipótesis posee muchos adeptos porque la densidad de la Luna es la misma que la que tiene el manto superior de la Tierra (debajo de la corteza). Sin embargo, esta teoría presenta una deficiencia, el momento angular de la Tierra tendría que haber sido mayor que el momento angular Tierra Luna.

Formación en una órbita cercana a la Tierra

Esta teoría sostiene que la Tierra, la Luna y el resto de cuerpos del sistema solar se condensaron de forma independiente de la nube de gases fríos y polvo que formaron la nebulosa solar primordial.

Formación de la Luna lejos de la Tierra

Esta teoría sostiene que la Luna se formó de forma independiente y lejos del sistema solar. Sin embargo, por el efecto gravitatorio la Luna fue atraída hasta llegar a la órbita próxima a la Tierra.

Impacto planetesimal

Esta teoría nació en el año 1975 y sostiene que hace unos 4.000 millones de años, la Tierra fue golpeada por un cuerpo planetario del tamaño de Marte. De este impactó se desprendieron partes de la Tierra y del cuerpo que chocó contra ella. Así, por efecto gravitatorio los trozos se unieron hasta conformar lo que hoy conocemos como Luna.
 
Esta teoría se convirtió en la más aceptada acerca del origen de la Luna. El punto débil que presenta es que parecería que fuese necesario que los materiales de la Tierra deberían haberse fundido totalmente luego del impacto pero la geoquímica terrestre no muestra evidencia de esta fusión.
 

Exploración lunar

Desde el siglo XIX con el desarrollo de telescopios de gran potencia fue posible ampliar el conocimiento acerca de la cara visible de la Luna. Sin embargo, hubo que esperar hasta 1959 para que conocer el lado no visible. En ese año la sonda soviética Lunik 3 captó imágenes del lado oculto. Este carece de mares y está cubierto de cráteres.
 
Hoy sabemos que la Luna está cubierta de cráteres se estima que posee 3 billones de cráteres de más de 1 metro de diámetro. Esto se conoció con las sondas estadounidenses Rangers 7,8 y 9 y Orbiters 1 y 2 que visitaron nuestro satélites entre los años 1964 y 1966.
 
Recién con los alunizajes del programa Apolo se pudo estudiar física y químicamente la Luna. Las rocas lunares, los instrumentos de telemetría que envían señal por radio a la Tierra, las fotografías que obtuvieron los astronautas de su visita a la Luna permitieron incrementar los conocimientos acerca de ella. Gracias a ello, se pudo medir la temperatura y la presión del gas en la superficie lunar, la corriente de calor del interior lunar, el viento solar, los campos magnéticos y gravitacionales de la Luna, las vibraciones sísmicas lunares debido a lo que se conoce como terremotos lunares que son causados por impacto de meteoritos o desprendimientos.

Conocemos la distancia exacta gracias a mediciones con rayos laser entre la Luna y la Tierra

¿Qué datos conocemos de la Luna gracias a las misiones espaciales?

Gracias al estudio de las rocas sabemos que la Luna tiene 4.600 millones de años casi los mismos que la Tierra y el resto del sistema solar. Los mares lunares se formaron por la solidificación de roca derretida hace entre 3160 y 3960 millones de años.
 
Las regiones montañosas de la luna pueden estar formadas por una roca ígnea plutónica llamada anortosita que se compone casi en su totalidad por plagioclasa mineral.
 
Se encontraron otros tipos de muestras lunares que tienen cristales, brechas (ensamblajes completos de fragmentos rocosos) y regolita (fragmentos rocosos muy finos consecuencia de los millones de años de impactos de meteoritos).
 
El campo magnético lunar no es tan amplio como el terrestre. Hay rocas lunares que son muy débilmente magnéticas. Las mediciones magnéticas indican que la Luna tiene una temperatura interna de 1.600 ° C. Se cree que ciertas regiones próximas al centro lunar pueden ser líquidas.
 
Los sismómetros ubicados en la luna registran impactos de meteoritos (entre 70 y 150 al año) con masas que van desde 100 gramos a los 1.000 kg. Esto indica que la Luna continúa recibiendo fuertes impactos de meteoritos.
 
La superficie se encuentra cubierta por una capa de grava que se cree que se formó con los impactos de los meteoritos.
 
La atmósfera lunar es tan débil que es imposible de reproducir en cámaras de vacío. Los seis alunizajes de las misiones Apolo, trajeron a la Tierra un total de 384 kg de muestras de roca y suelo lunar.
 

apolo 11 astronautas luna

A finales de 1996, se anunció que posiblemente existiría agua helada en un cráter la cara oscura. Ese hallazgo fue posible gracias a las señales de radar que envió la sonda Clementine en el año 1994. En marzo de 1998, la NASA anunció que la sonda Lunar Prospector confirmó la existencia de agua helada en la Luna.
 
La sonda Lunar Prospector llevaba un espectrómetro de neutrones que registró los neutrones que salían de los polos lunares cuando las moléculas de agua era golpeadas por rayos cósmicos. Se cree que hay entre 10 y 300 millones de toneladas de agua en la Luna. Esta se habría formado debido al impacto de asteroides helados y cometas.
 

En marzo de 2013, se observó el impacto de un meteorito cuya explosión provocó un brillo 10 veces más fuerte de todos los que se vieron sobre la superficie lunar hasta ahora. Ese impacto tuvo lugar sobre el Mare Imbrium

 

¿Te ayudó este artículo?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…