RSS Feeds

Telescopio para niños


Muchos padres consultan qué telecopio comprar a un niño. La razón es que ellos buscan que los pequeños se aficionen a la astronomía pero la respuesta no es simple porque generalmente se busca un aparato barato ya que no se sabe con certeza que uso hará el niño de él.
El gran problema es elegir un telescopio que no sea un juguete y que además cueste poco dinero. El dilema es que si se gasta poco dinero las imágenes no serán lo suficientemente atractivas como para que el pequeño sienta atracción hacia la astronomía. Por otra parte, se debe tener en cuenta que no es aconsejable comprar un telescopio que sea complicado de poner en estación a no ser que un adulto siempre pueda ayudar en esa operación.
El primer consejo que puede darse es que no debe comprarse un telescopio de juguete. Estos generalmente se hallan en jugueterías u otros comercios, anuncian grandes aumentos pero la realidad es que con ellos es imposible observar detalles interesantes. A pesar, que son económicos se desaconseja totalmente su compra ya que lo único que se logrará será desalentar al niño y alejarlo de la astronomía.
Para tener una idea acerca del diámetro mínimo que debe tener un telescopio para no ser considerado un juguete varía de acuerdo a la clase del mismo. En caso de ser un refractor el diámetro debe ser mayor a 80 mm mientras que para un refractor el número se incrementa hasta los 114 mm.
Cuando se decide adquirir un telescopio es indispensable acudir a un comercio que se especialice en la venta de estos aparatos. También puede conseguirse buena información y asesoramiento a través de Internet ya que muchos de estas tiendas poseen un portal en la web desde donde no sólo responden las consultas sino también venden sus productos.
Otro punto muy importante a analizar es la montura. Esta debe ser lo suficientemente robusta como para soportar el peso del tubo. El tipo de montura que más se recomienda son las ecuatoriales aunque sea más complicado de poner de estación que las acimutales. Como regla general, se desaconseja aquellas que frenan los ejes mediante tornillos ya que estas se deterioran muy rápido.
Otros elementos a los que no se les presta mucha atención pero que sin embargo, pueden mejorar notablemente las prestaciones del telescopio son los oculares. Estos pueden adquirirse por separado por lo que podrá ampliarse un poco el potencial del telescopio. Se recomienda poseer al menos un ocular de distancia focal alta (entre 25 y 40 mm.) porque estos permiten observar campos amplios y luminosos.

Binoculares o prismáticos astronómicos

Los prismáticos recomendados para la astronomía son los de 10 x 50 mm. Con ellos, se pueden obtener imágenes interesantes de los cuerpos celestes. Para un uso correcto será indispensable contar con un trípode ya que el temblor propio de las manos dificultará la visión.
Estos aparatos precisan ser regulados por lo que se deberá enseñar al niño cómo hacerlo. Los adultos no deben regularlos ellos mismos ya que cada ojo es diferente por lo que la visión no es igual en todas las personas. Para saber cómo regular los prismáticos se puede acceder al siguiente enlace: prismáticos para astronomía.
Por María Loure

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...