Cómo están formados los anillos de saturno




Los anillos de Saturno son los más grandes y espectaculares del sistema solar.  Fueron observados por primera vez por Galileo Galilei en 1610,  utilizando su telescopio. Sin embargo, no los identificó como tales. Más adelante, en 1655, Huygens afirmó que no se tocaban en ningún punto con el planeta.
Se extienden en el plano ecuatorial del planeta desde los 6.630 km a 120 700 km por encima del ecuador de Saturno y están compuestos de partículas heladas con abundante agua helada. Su tamaño varía desde partículas microscópicas de polvo hasta rocas de unos pocos metros de tamaño.  La elevada albedo de los anillos muestra que estos son relativamente modernos en la historia del sistema solar. Se sabe que los anillos de Saturno son inestables a lo largo de períodos de tiempo de decenas de millones de años, otro indicio de su origen reciente. Los anillos de Saturno tienen una dinámica orbital muy compleja y presentan ondas de densidad, interacciones con los satélites de Saturno (especialmente con los denominados satélites pastores). Como están en el interior del límite de Roche, los anillos no pueden evolucionar hacia la formación de un cuerpo major.Historia de la observación y exploración



Ha habido tres fases principales en la observación y exploración de Saturno. La primera se corresponde con las observaciones antiguas (posibles a simple vista), anteriores a la invención de los telescopios modernos. Hacia el 1660, se empezó a hacer observaciones más precisas con telescopio desde la Tierra. Finalmente, en el siglo XX, se comenzó a visitar con naves espaciales. En el siglo XXI, se siguen realizando observaciones desde la Tierra (o observatorios orbitando la Tierra), y también desde la Cassini.

Satélites naturales de Saturno


Saturno tiene un gran número de lunas. El número preciso es indeterminado, porque los trozos de hielo de los anillos de Saturno son técnicamente lunas, y es difícil hacer una distinción entre las partículas grandes de los anillos y las lunas pequeñas. Hasta 2009, se han identificado 61 lunas, y 3 no confirmadas que podrían ser grandes grupos de polvo. 52 de estas se han llamado. Muchas lunas son muy pequeñas: 34 tienen un diámetro inferior a 10 km, y otros 14 de menos de 50 Km. Sólo siete tienen suficiente masa para haberse colapsado en equilibrio hidrostático por su propia gravedad.
Titán, la luna más grande de Saturno, es la única luna del sistema solar que tiene una atmósfera densa. Mientras que la mayoría de las lunas del sistema saturniano son pequeñas, Titán es, hablando relativamente, gigante. Después del Sol, los ocho planetas y la luna de Júpiter, Ganímedes, Titán es el objeto con más masa del sistema solar. Titán representa más del 90 por ciento de la masa que orbita Saturno, incluidos los anillos; la masa de las otras lunas varía entre una centésima y una centmilionésima de su masa.
La segunda luna más grande de Saturno, Rea, podría tener un sistema de anillos propio tenue.